This boots are made for walking… o para lo que sea!

El verano nos permite mostrar pedicuras de colores, pulseritas de pies y todas esas monadas que nos ofrece la moda mas “jipiosa”. Pero también hay opción a tunearte unos taconazos y sentirte como Dorothy en el Mago de Oz con purpurina a tus pies…

Así que, hoy, aquí tenéis un tutorial de cómo convertir unos zapatos algo seriotes en el summum de lo chic, tan solo cambiando sus tacones por unos llenitos de purpurina.

1.- Tenemos los zapatos… En mi caso un par de zapatos viejos que tenían en forro del tacón gastado. Mi zapatera, Beni, le quito la piel con un disolvente especial y ya me los dio limpitos y lisitos para crear…

IMG_20150617_110853

2.- Protegemos el zapato para no pintar donde no queremos con cinta de pintor.

IMG_20150617_110821

IMG_20150617_110751

IMG_20150617_110725

3.- Hacemos la mezcla, añadiendo purpurina del color elegido a un poco de cola. La mezcla se puede hacer en un vasito reciclado.

IMG_20150617_110700

4.- Pintamos, utilizando esa mezcla y un pincel normal.

IMG_20150617_110640

5.- Resultado molón!

IMG_20150617_110604

 

Como veis yo, una vez secos, los llevé a mi superzapatera a que me pusiese tapas nuevas. Si queréis una profesional para este tipo de lides, ella es vuestra heroína. En Avda Hércules, 34, zona Montealto.

IMG_20150619_194254

Muaka

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *